Sabana fantasma

Hoy quiero hablaros de este invento. La sabana fantasma o sabana se seguridad.

Mirando cosillas en Internet las descubrí y las dejé en una carpeta como posible compra… No sabia cuanto tiempo iba a tener a los mellis en nuestra habitación en las cunas, ni si cuando los pasara a su habitación la necesitarían ya… Pero información es poder y yo tenia una herramienta por si algun día la necesitaba.

La sabana fantasma es como una sabana Bajera, se ajusta al colchón perfectamente y después en la parte alta de la sabana tiene como si fuera un chaleco con cremallera. Tu metes al niño (yo los llevo dormidos) los pongo encima de la cama, le metes los brazos como si fuera una chaqueta o un chaleco ya qué es sin mangas, después las piernas como si los metieras en un saco, ciertas la cremallera y listo! Es una medida de seguridad para que no se caigan de la cama.

Cuando decidimos irnos de vacaciones empezó el dilema. Nos íbamos a ir de apartamento y pensé en llevar las cunas de viaje, para eso están no?? Para viajar… Podéis pensar podías llevar solo una… Si, pero como están acostumbrados a dormir separados temía que se molestaran… Al final recordé la famosa sabana fantasma y decidimos cogerlas y así aprovechar el cambio de casa por las vacaciones para ponerlos en camas y si la cosa funcionaba ya pasarlos a su habitación en casa.

Y así empezó nuestra aventura con la sabana fantasma. En el apartamento donde pasaríamos una semana de vacaciones. Llegamos a la conclusión de que el mal mayor sería tener que dormir uno con cada melli por la cosa de que no se cayera jiji.

Así se quedaron cuando los pusimos la primera noche. Con Emma tuve que acabar durmiendo porque le dio la tos y una vez que la saque de ahí no hubo manera de volver a meterla. Raúl durmió toda la noche.

La segunda noche durmieron toda la noche del tirón, así que ya sabía que al menos Raúl no tendria problemas después de dos días sin decir ni mu. Emma al no darle la tos no despertó tampoco pero ella siempre despertó algo más que el por la noche así que tendríamos que ver que pasaba.

Así amanecieron el segundo día. Como podeis ver mover se pueden mover que era una de las cosas que a mí me preocupaba porque ellos amanecían muchas veces boca así en la cuna. Evidentemente no es el mismo movimiento porque así dependiendo de como estés te va resultar difícil moverte pero creo que todo es cuestión de acostumbrarse.

La semana paso así, Raúl todos los días bien o algún día nos levantamos a ponerle el chupo o con Emma que al darle la tos si que lo pasa peor al volver.

Cuando llegamos a casa lo único que hice fue hacerles sus camas, quería seguir con esa rutina.

A día de hoy 15 días después de empezar con la sabana fantasma os digo que estoy encantada. Hay días y días pero ya los había en la cuna, lo único que te tienes que levantar pero la mayoría de los días ellos han dormido incluso mejor porque yo o nosotros no les molestamos a ellos al movernos al despertar antes… Hubo un día que Raul acabó conmigo en la cama pero creo que tuvo una pesadilla porque incluso en brazos me fue dicificl calmarlo.

Una de las ventajas que tiene la sabana fantasma ahora por el invierno es que con ella no se destapan al menos les queda esa capa porque yo por encima les tengo puesto un nórdico y Emma tiene días que no se destapan pero Raúl siempre amanece destapado.

Y vosotros? Que medidas de seguridad tenéis para que los peques no se caigan??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: